GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Vuelve a casa tras 30 años perdido

(20/02/2013)

Vuelve a casa tras 30 años perdido

Manuel García regresó a Lalín por sorpresa después de tres decenios en los que su familia lo buscó sin éxito por tierras de Venezuela

 

 

 

Manuel García, con su hijo José Manuel, enseña su antiguo DNI, que siempre llevó en la cartera. M. MÍGUez

Lo daban por desaparecido desde hace treinta años, pero estos días, sin previo aviso y por sorpresa, Manuel García Rielo de Lalín, volvió a Lamas, su aldea natal, en la parroquia de Cadrón. Durante este tiempo sus cinco hermanos removieron cielo y tierra en su busca con la preocupación de no saber qué había sido de él, si estaba vivo o muerto. Para dar con su paradero por Venezuela llegaron a recurrir al programa de televisión Galeguidade.

El martes de Carnaval, de forma inesperada, Manuel apareció sano y salvo para sorpresa y alegría de familiares y vecinos, que recuerdan a aquel chico listo y alegre que dejó Lalín con 18 años. Luego regresó dos veces, pero desde el 83 su familia no supo nada más de él. Manuel volvió con su hijo, José Manuel, de 21 años, y en Venezuela tiene dos hijas más y una nieta de dos años: Katherina Manuela.

Manuel cuenta que no avisó porque «después de tanto tiempo ya uno no podía». En Santiago cogió un taxi a Lalín. Fue a un restaurante donde «ayudaba a veces de camarero». Allí se enteró de que sus padres ya fallecieron hace años. En Lamas, su hermana Victoria relata que vio un montón de gente y al acercarse, un hombre le preguntó: «¿No te alegras de ver a tu hermano?». Ella relata: «¡Eu pedinlle o carné de identidade porque non o podía crer!».

Manuel se fue para no tener que ir a la mili, y también en busca del sol y de un porvenir. Fue un estudiante brillante que cursó bachillerato en Lalín con una beca «de 40.000 pesetas» y que obtuvo, dice, gracias a la maestra del pueblo, Elisa de la Peña González, que vio en él un chico despierto e inteligente.

En Venezuela trabajó en granjas de cerdos y luego se fue de Caracas al interior del país, donde tiene una empresa de recambios de automóviles que se llama Automotriz Celta en honor al equipo de sus amores. Cuenta que «nunca estuve mal económicamente, siempre tuve dinero para poder viajar, pero me descuidé mucho». Explica que siempre estuvo atento a lo que pasaba en Galicia y sabía de las obras y el crecimiento de Lalín «por las postales que me mandaba José Cuíña». Durante ese tiempo nunca supo que su familia lo buscaba -«hubiese venido a pie»-, y cree que no lo encontraron por lo común de su nombre, alegando que « por allá hay hasta indios del Amazonas que se llaman Manuel García». Estos días se pone al día con amigos, familia y vecinos.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Septiembre 2020
LMMeJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas