GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El proyecto "As Escolas da Emigración" trata de recuperar el legado educativo de la emigración gallega

(20/03/2013)

El proyecto "As Escolas da Emigración" trata de recuperar el legado educativo de la emigración gallega

 
  • Fue desarrollado por el Arquivo da Emigración Galega del Consello da Cultura Galega (CCG), en colaboración con la Secretaría Xeral da Emigración de la Xunta de Galicia.
  • El proyecto catalogó 318 escuelas en Galicia fruto de las aportaciones y la iniciativa de particulares y sociedades de instrucción integradas por emigrantes gallegos y gallegas en América.
  • Está accesible a través de la web http://mapas.consellodacultura.org/escolas/.
 
 
 
  • Entrega de premios en la escuela de Antas de Ulla, creada por la sociedad instructiva Chantada y su partido, 1920.
    Entrega de premios en la escuela de Antas de Ulla, creada por la sociedad instructiva Chantada y su partido, 1920.
  • Alumnos y alumnas en una clase de gimnasia, en el exterior de la escuela de la Ramallosa, donada por Manuel L. Lemos, 1923.
    Alumnos y alumnas en una clase de gimnasia, en el exterior de la escuela de la Ramallosa, donada por Manuel L. Lemos, 1923.
  • Alumnos de la escuela «La Antorcha» de Cristiñade, en Ponteareas, en el día de la Fiesta de la Raza, 1922.
    Alumnos de la escuela «La Antorcha» de Cristiñade, en Ponteareas, en el día de la Fiesta de la Raza, 1922.
  • Interior de la antigua escuela de Burela en una clase con la maestra y las alumnas.
    Interior de la antigua escuela de Burela en una clase con la maestra y las alumnas.
Santiago de Compostela, 20 de marzo de 2013.

El envío de remesas desde la emigración tuvo una gran importancia para la mejora de las condiciones de vida y para la modernización de la economía gallega, y también propició una mayor permeabilidad a las ideas procedentes del exterior.

La salida hacia América de millares y millares de gallegos y gallegas, muchas veces con carácter definitivo, provocó en numerosos casos un profundo sentimiento de compromiso y solidaridad con su tierra de origen, no sólo en el plano familiar, mas también con la vecindad.

Uno de los destinos de estas remesas, el que dejó mayor huella en el desarrollo de la sociedad y de la cultura gallegas, se concretó en la esfera educativa. Tuvo como beneficiarias y beneficiarios directos sus vecinos y vecinas, ya que contribuyeron a configurar la primera red escolar gallega.

Esta intervención en el proceso de equipamiento de escuelas en casi toda Galicia se debió en gran medida a una situación de graves deficiencias. Muchos y muchas emigrantes se sintieron solidarios con la carencia educativa que existía en Galicia. Este fue el germen del envío de remesas para la creación de escuelas instructivas experimentadas por las propias personas emigrantes, que con frecuencia padecían un alto grado de analfabetismo. Cuando llegaban a América se encontraban en una situación de clara inferioridad en el mercado laboral por su escasa cualificación académica y profesional, y se veían obligadas a aceptar los trabajos más ingratos, penosos y peor pagados. Su experiencia americana los llevó a concienciarse de que la educación era fundamental para conseguir mejorar su condición en el país de acogida. La enseñanza se convirtió así en un vehículo regenerador y en un resorte de transformación social.

Dos modalidades de iniciativa: las personas particulares y las sociedades de instrucción
La intervención escolar de las y los ausentes se realizó en dos modalidades: de modo individual y de modo colectivo. La modalidad individual comenzó a germinar ya en el primer período de la emigración americana, en la aurora del siglo XVII. Sus promotores fueron las y los filántropos indianos, que hicieron aportaciones económicas en forma de donaciones o legados testamentarios muy variados, que abarcaban desde pequeñas cantidades para contribuir a la dotación de escuelas o bibliotecas hasta importantes cantidades para la construcción y el mantenimiento de varios centros educativos.

La modalidad de carácter colectivo la alentaron las sociedades de instrucción que se fueron creando en América desde comienzos del siglo XX. Dichas sociedades costearon la implantación, dotación y financiación de las llamadas «escuelas de americanos», que representaban una alternativa complementaria y renovadora a la red oficial de establecimientos públicos de enseñanza. En su mayoría eran escuelas laicas, gratuitas, con programas de estudios modernos e incluso a veces con cierto orientación técnica, inspirados en los existentes en las repúblicas americanas de acogida.

Las modalidades de intervención escolar auspiciadas por los y las emigrantes fueron bien diversas: desde la construcción de edificios de nueva hechura o el arrendamiento de locales, hasta el envío de donaciones ocasionales para la mejora de las infraestructuras o de los útiles y materiales de la escuela. Las iniciativas escolares vinieron de la mano de particulares y de las sociedades de instrucción, que veían la enseñanza como una herramienta para que mejore el futuro de las nuevas generaciones. Las nuevas escuelas las gestionaban, muchas veces, delegaciones locales nombradas por las entidades centrales de América, que se ocupaban de todos los aspectos de su funcionamiento. Mas también hubo casos en que se entregaron las escuelas a los municipios, una vez que se construyeron y se dotaron de las infraestructuras adecuadas.

En lo que atañe al aspecto arquitectónico, para el diseño de los edificios se siguieron criterios de funcionalidad e higiene, procurando la calidad de los materiales y tratando de responder de una manera más acaída a las necesidades pedagógicas de la actividad escolar. Las escuelas tenían que contar con espacios para el recreo, la práctica de los deportes o campos de experimentación agrícola. Muchas de ellas, además, disponían de vivienda para los maestros y maestras. Hubo una preocupación clara por equipar estos centros de mobiliario y material educativo adecuado, instrumental científico, biblioteca, talleres, museos, etc.; esto es, recursos pedagógicos poco comunes en los espacios escolares de su tiempo. Con cierta frecuencia incluso este material era enviado desde América.

Las acciones de las sociedades de instrucción funcionaron como resorte fundamental para la expansión de la red educativa por la Galicia rural y como agente modernizador de las aldeas y parroquias destinatarias.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Agosto 2020
LMMeJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas