GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Letta promete reformar la ley de inmigración tras la tragedia de Lampedusa

(07/10/2013)

Letta promete reformar la ley de inmigración tras la tragedia de Lampedusa

Los muertos recuperados en el mar ascienden ya a 181. La cifra total de fallecidos podría superar los 300

Los submarinistas cuentan con la ayuda de robots que controlan la situación de la embarcación que yace en el fondo del mar y en la que se encuentran entre 100 y 200 cuerpos. Se está estudiando la posibilidad de hacerla subir a la superficie con una serie de globos aerostáticos. Para poder conservar los cuerpos y permitir la investigación a la policía científica, se han dispuesto dos camiones frigoríficos. «Muchos están ya en fase de descomposición», explicó la alcaldesa Giusi Nicolini.

La alcaldesa recibió a la ministra de la Integración, Cecile Kyenge, quien aseguró que el Gobierno de Enrico Letta afrontará la reforma de la ley de inmigración Bossi-Fini, promovida por la Liga Norte durante el Gobierno de Berlusconi. «Espero que esta desgracia nos haga reflexionar sobre nuestra posición, sobre nuestras fronteras y nuestro mar y, sobre todo, pedimos que este drama no lo tengamos que afrontar solos, sino junto con Europa», dijo Kyenge. La ministra de origen congoleño, blanco de los insultos de la Liga Norte, visitó el centro de acogida, donde muchos inmigrantes pasan la noche al raso en colchonetas.

Nicolini pidió que se terminase con la polémica sobre el socorro a los náufragos. «Los marineros de Lampedusa no dejan morir a los inmigrantes en el mar. No lo han hecho nunca y no lo harán jamás», afirmó tajante. Letta volvió a insistir en que el problema de la inmigración «es un problema europeo» y anunció que el próximo miércoles José Manuel Durão Barroso, presidente de la CE, estará en Lampedusa junto con el ministro del Interior, Angelino Alfano.

Pescadores de Lampedusa acusan a la Guardia Costera de retardar el rescate

Obligada por la ley, la Fiscalía interroga a los inmigrantes y los acusa de clandestinidad

A la polémica de Italia con la Unión Europea sobre la política de inmigración se une ahora la desatada entre los pescadores que acudieron a socorrer a los náufragos de Lampedusa y la Guardia Costera. Según Vito Fiorino, propietario del Gamar, uno de los pesqueros que avistó la lancha de inmigrantes, eran las 6.30 cuando llamaron a la Guardia Costera, que no llegó al lugar hasta una hora más tarde.

«Habíamos cargado a bordo 47 personas, pero ellos eran demasiado lentos. Se podía haber hecho más y más rápido», dijo. Además criticó la actuación de los militares. «La gente se revolvía en el agua y ellos hacían fotografías. Nosotros les hacíamos subir de cuatro en cuatro. Solo eso nos importaba y cuando mi barco estuvo lleno de inmigrantes y pedimos a la Guardia de Finanzas y a la Costera que los subieran a bordo, dijeron que no era posible y que teníamos que esperar la autorización de Roma».

Unas duras declaraciones que Fiorino acompañó de un reto: «¿Ahora quieren denunciarme y secuestrarme el barco porque salvamos personas? Que vengan, los espero».

La Guardia Costera se vio obligada a dar su versión de lo ocurrido: «Después de recibir el aviso de alarma vía radio a las 7, intervenimos inmediatamente con nuestras unidades navales llegando al sitio del naufragio antes de las 7.20. Gracias a la cooperación con sujetos privados, salvamos a todos los que estaban en el agua arrancando del mar 155 vidas».

Los pescadores de Lampedusa homenajearon ayer a las víctimas del naufragio con una corona en el mar y las sirenas de siete barcos. A quienes aseguran que los barcos no socorren a los inmigrantes por miedo a la ley Bossi-Fini, el mismo Fiorino explicó que «no es posible no dar la alarma o no pararse cuando se ve una lancha». Y añadió que «si no fuese por nosotros, los muertos habrían sido más».

A las críticas a la ley que penaliza la ayuda a indocumentados se unió ayer la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini. Visitó el centro de acogida de la isla en el que se hacinan más de mil personas pese a que su capacidad es para 300. «Con medidas represivas no se soluciona el problema», declaró.

De los 155 supervivientes hay 41 menores y algunos afrontaban el viaje solos. «Están traumatizados», explicó Filippo Ungaro, de Save the Children. Todos vienen de Eritrea y pasaron por Libia, donde han estado en condiciones pésimas. Contaron haber pagado unos 1.500 dólares y su intención es viajar a otros países europeos en los que tienen familiares.

Mientras, los adultos están siendo interrogados por la Fiscalía de Agrigento que, tal como prevé la ley Bossi-Fini, les ha acusado de delito de clandestinidad. El fiscal Renato Di Natale justificó que «estamos obligados por la ley». Las investigaciones intentan aclarar si el tunecino arrestado era uno de los organizadores del viaje o como él declara, un pasajero.

A causa del mal tiempo tampoco ayer fue posible para los submarinistas alcanzar el casco de la lancha bajo el que se cree hay entre 100 y 200 cuerpos. Las autoridades italianas se planteaban ayer reflotarlo.

Roma acogerá a los supervivientes

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, anunció que será la Ciudad Eterna la que acogerá a los supervivientes del naufragio y para ello contará con la colaboración de Ministerio del Interior. «Esta es la primera señal de la rebelión contra la resignación y la indiferencia», dijo el alcalde durante la manifestación celebrada en el Campidoglio en recuerdo de las víctimas del naufragio y que fue organizada por el ayuntamiento y el Centro Astalli. El propio Marino había hecho un llamamiento en Facebook a los romanos para que participaran en el acto. Del centro de acogida de Lampedusa ya han empezado a salir hacia Sicilia grupos de inmigrantes, pero ninguno de los que sobrevivieron en la tragedia del jueves.

Hamburgo quiere repatriar a 300 sinpapeles que llegaron desde Italia

La tragedia de Lampedusa parecía muy lejana hasta que el presidente de Alemania puso el dedo en la llaga. «Los que buscan ayuda son seres humanos, [...] especialmente vulnerables. Necesitan protección, y mirar hacia otro lado atenta contra nuestros valores europeos», dijo Joachim Gauck un día después de la catástrofe. Desde entonces, los diarios alemanes se vuelcan en editoriales acerca de si Alemania tiene derecho a seguir parapetándose (Spiegel) o columnas que recuerdan como los muertos de Lampedusa son los de toda Europa (Tagesspiegel).

De hecho, Lampedusa está muy cerca. A Hamburgo llegaron en abril 300 refugiados de origen libio, que habían recibido en Italia un visado temporal para la zona Schengen y 500 euros. El responsable de asuntos sociales de Hamburgo, Detlef Scheele, explica que la «única opción» ahora es repatriarlos, pues ha expirado el permiso. Ochenta han encontrado refugio en una iglesia y el resto sobrevive gracias a la ayuda de los vecinos. Se les conoce como «Lampedusa en Hamburgo», actúan unidos y tienen un portavoz.

La mayoría procede de Ghana, Mali o Costa de Marfil, pero se niegan a dar a conocer su identidad y reclaman un permiso de residencia. Las autoridades de Hamburgo, sin embargo, exigen que se registren individualmente para estudiar cada caso por separado. El responsable de derechos humanos del gobierno, Markus Löning, los visitó hace un mes para prometer que después de las elecciones se revisarían las leyes de asilo, «que necesitan reformas urgentes en lo que respecta a plazos de estancia y permisos de trabajo». A los demandantes de asilo no se les permite trabajar y se les aloja generalmente en barrios no necesariamente de ingresos altos, lo que acaba despertando muchas veces la animadversión de los vecinos.

El ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, sin embargo, prefiere poner el énfasis en la necesidad de castigar con mayor dureza a los traficantes. En una entrevista en el dominical Welt am Sonntag, que se publica hoy, exige compensar los déficits en el sistema de asilo de los 27, pero también mejorar su situación en los países de procedencia. «Europa tiene y puede ayudar», dice el socialcristiano. Friedrich asegura que Europa no se parapeta y recuerda que Alemania acoge al año casi 80.000 personas. Por supuesto, no son cifras que reflejen los refugiados que finalmente se quedan.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Junio 2020
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
       

Elecciones al Parlamento de Galicia 2020. Información para el voto de los/las residentes en el exterior 04/06/2020-12/07/2020

 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas