GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El intento de Suiza de preservar su modelo castiga al inmigrante español

(17/02/2014)

El intento de Suiza de preservar su modelo castiga al inmigrante español

 

María Teresa benítez de lugo / corresponsal en ginebra

Día 16/02/2014 - ABC
 
 
 
Tras ser obligado a abandonar el secreto bancario, el país protesta limitando la llegada de extranjeros 
 
 
 

Hace dos meses una familia española provocó un gran revuelo en Ginebra al levantar una tienda de campaña delante del lujoso hotel Kempinski, desde donde se dirigía a los atónitos transeúntes pidiéndoles dinero porque no tenían de qué vivir. Si se restablecen los controles de extranjeros en las fronteras suizas, situaciones como esta no se volverán a producir. La afluencia de españoles hacia la Confederación Helvéticahabía tomado, en los últimos meses, importantes proporciones. Sin controles en las fronteras era fácil venir a probar suerte en este país con una tasa de desempleo del 3%, protegido de la crisis económica que azota el resto del continente europeo y situado a pocas horas en coche de la frontera de los Pirineos.

El atractivo que Suiza tienen para los españoles forma parte de una larga historia que remonta a los años sesenta, cuando trenes cargados de temporeros llegaban para trabajar en la agricultura. Venían por pocos meses y dormían en enormes hangares instalados en la parte trasera de la estación de tren de Cornavin, en el centro de la ciudad.

Tras la última crisis económica, en 2009, el número de llegadas de españoles a Suiza empezó a llamar la atención de las autoridades de emigración, que contabilizaron en 2011 una cifra de 4.584 personas, más del doble de las 2000 contabilizadas en el año 2007. Durante el primer semestre de 2012 las cifras seguían aumentando y superaban a la totalidad de 2011. Según fuentes consulares españolas en Suiza, hay una cifra total de 111.500 españoles registrados oficialmente. El grupo más numeroso, 55.500, está en el cantón de Ginebra, seguido por el de Zurich con 31.000 y finalmente Berna, con 25.000 españoles. La mayoría de ellos lleva años en el país.

Los españoles no eran los únicos atraídos por este El Dorado suizo. Las autoridades locales registraban también un importante aumento de portugueses, italianos y griegos en proporción con la población residente en el país. En 2012, al notarse un aumento de un 34% en el porcentaje de llegadas, se empezaron a dar las primeras señales de alarma.

Miedo de la población

Las primeras cuotas de inmigración, que establecían permiso de entrada a solo mil personas, fueron impuestas a partir de mayo de 2012 y eran aplicables a los ciudadanos de los países del este de la UE. Las autoridades veían de manera positiva la atracción de Suiza, pero decían tomar en cuenta el miedo de la población ante el fuerte flujo de población inmigrante. Esta situación de descontento fue utilizada por el partido de extrema derecha Unión Democrática de Centro (UDC) para construir su campaña contra una inmigración que, según este partido, causa una deteriorante presión sobre las infraestructuras, fomenta la inseguridad y provoca la bajada de salarios.

Sin embargo, la primera sorprendida por el resultado del referéndum celebrado el pasado domingo fue la propia UDC porque tenía pocas esperanzas de éxito y sólo quería presionar al Gobierno y al Parlamento para que cambiaran de política respecto a la inmigración. Perplejidad también por parte de la Unión Europea y de los extranjeros que trabajan en Suiza.

Viviane Reding, comisaria de Justicia de la Unión, emitió poco después de conocerse el resultado una advertencia al Gobierno suizo: «Las cuatro libertades fundamentales: libre circulación de personas, de mercancías, de capitales y de servicios no se pueden separar. El mercado único no es un queso suizo con agujeros dentro», afirmó. Algunos observadores políticos son más pragmáticos y opinan que la situación no va a cambiar de inmediato. Para ser aplicada la iniciativa popular contra la inmigración masiva, tendrá que ser aprobada primero por el Parlamento para tener fuerza de ley, y luego siempre habrá manera de negociar para modificar la propuesta

Según el profesor de la Universidad de Ginebra Yves Flückiger, este es un voto de protesta en el que los suizos no distinguieron entre los extranjeros que vienen al país huyendo de la miseria y los trabajadores cualificados que llegan para trabajar. «Después de abandonar en 2008 el secreto bancario, por presiones de la OCDE, los ciudadanos quieren defender su modelo político y social contra viento y marea», afirmó. 

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Junio 2020
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
       

Elecciones al Parlamento de Galicia 2020. Información para el voto de los/las residentes en el exterior 04/06/2020-12/07/2020

 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas