GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

La salida de enfermeros al extranjero se eleva un 33 % en tan solo un año

(29/09/2014)

La salida de enfermeros al extranjero se eleva un 33 % en tan solo un año

Los colegios denuncian irregularidades en los contratos de Alemania

Escrito por:

29 de septiembre de 2014 

                                          Jorge Olveira, de 29 años, trabaja en una pequeña localidad a una hora de la ciudad de Colonia. m. moralejo

 

 

Tareas propias de auxiliares de enfermería o empleados de hogar, contratos precarios, y multas superiores a seis mil euros si quieren buscar un trabajo con mejores condiciones. Así se encuentran algunos enfermeros españoles que han decidido irse a Alemania después de que el país germano viniese a buscar titulados en España. En el Consello Galego de Enfermería no tienen quejas oficiales, pero cierto es que hay constancia del malestar, y también que cuando un titulado gallego traslada su expediente al extranjero, las denuncias se hacen ya a través de otros organismos.

Los diplomados y graduados gallegos en enfermería siguen optando por la emigración como una de las salidas a la actual situación de desempleo. En el 2013 un total de 72 titulados se fueron a otros países, un 33 % más que el año anterior, cuando habían emigrado 54. En ocho meses del 2014 ya han solicitado el traslado de expediente a otros países 62, lo que refleja que la cifra seguirá subiendo. Cierto es que Alemania no es el destino más elegido por los gallegos, que prefieren ir al Reino Unido, «allí están bien considerados y hay muchos titulados», dice Sergio Quintairos, presidente del Consello Galego de Enfermería. En el colegio de Lugo en los últimos años no tienen constancia de que nadie se haya ido a Alemania, sino que el principal destino ha sido con diferencia Reino Unido, aunque también ha habido titulados que se marcharon a Noruega, Francia o incluso fuera de Europa.

La situación de los enfermeros en Alemania ha llevado tanto al Consejo General de Enfermería como al sindicato que representa a este colectivo, Satse, a exigir al Gobierno central medidas urgentes. Desde los colegios profesionales denunciarán ante el embajador alemán en España, ante el Ministerio de Trabajo y ante el Parlamento Europeo la situación de estos graduados, con salarios hasta un 40 % inferiores a sus compañeros alemanes, cláusulas que los obligan a cambiar de centro de trabajo incluso en otra ciudad, multas por dejar el empleo, o tareas que no tienen nada que ver con las sanitarias.

Hace unos días precisamente se reunieron los representantes de los colegios de enfermería en Madrid para abordar este tema. Sergio Quintairos, del consello galego, asegura que es una situación que se daba desde hace años en Italia, aunque con titulados de otros países, y ahora ocurre en Alemania y tiene al colectivo de enfermeros españoles como una de sus principales víctimas. «Tienen que hacer de todo y los engañan. Hacen labores hasta de empleados de hogar», explica. Quintairos denuncia además que el engaño llega incluso a lo económico, ya que en ocasiones deben hacer cursos de idiomas que costean de su bolsillo y también deben pagar cursos de adaptación a las nuevas tareas que tendrán que desempeñar. «Nos hemos quejado al Gobierno alemán. Dijeron que tomarán nota y tratarán de mirar qué irregularidades hay», sostiene.

También el sindicato Satse ha reclamado a los ministerios de Sanidad y Empleo que actúen ante el número cada vez mayor de enfermeros que emigran a Alemania y una vez allí denuncian irregularidades. Satse coincide en las quejas, con tareas propias de asistentes de hogar, traslados a ciudades no acordadas, o multas económicas cuando quieren renunciar a su contrato de trabajo.

 

Un colegiado de vuelta

Aunque desde los colegios gallegos no tienen constancia oficial de las quejas, en el de Pontevedra sí aseguran que uno de sus colegiados que había emigrado a Alemania acaba de regresar a Galicia, ya que la empresa no cumplió con las condiciones que le explicaron al formalizar el contrato.

 

«Yo estoy contento, pero somos cuidadores, no enfermeros»

Jorge Olveira Olveira apuró las vacaciones y volvió ya hace unos días a su trabajo en Alemania. Lo hace a una hora de Colonia, en una pequeña ciudad de 15.000 habitantes. En su caso dice que las condiciones laborales son muy buenas, aunque reconoce que los propios periódicos alemanes publicaron casos de enfermeros españoles a los que les asignan tareas de empleados de hogar,  como sacar a pasear el perro.

¿-Por qué decidió marchar?

-Acabé la carrera en el 2008 y desde entonces siempre trabajé bastante como para vivir independiente. Siempre me llamaron, y además tuve suerte porque era para la misma unidad. Hacía sustituciones seis meses al año en el
Sergas, pero en el último solo trabajé dos meses, así que decidí marchar.

¿-Y por qué Alemania?

-Fue mi primera opción. Alemania era donde más demandaban y más facilidades daban para aprender el idioma. Yo tenía el nivel más básico, que es bastante bajo, y exigen el nivel b o intermedio. Fui con ocho gallegos más y otros dos enfermeros de otras comunidades.

¿-Trabaja en un hospital público, en una residencia de mayores ...?

-Trabajo en un domicilio cuidando a una persona. Estamos cuatro enfermeros las 24 horas al día. Trabajamos en tandas de 12 horas. El trabajo es bastante aburrido y diferente al que haces aquí.

¿-Es un trabajo de enfermero?

-Somos cuidadores, no enfermeros. El trabajo es más bien de auxiliar de
enfermería.

¿-Y las condiciones?

-En mi caso las condiciones son muy buenas. El salario sí se corresponde con un enfermero y además nos pagan el piso y nos dan cien euros cuando queremos viajar a nuestra casa. También tenemos algunos días más de vacaciones.

-Es decir, no ha pensado volver a corto plazo.

-No, a medio plazo no pienso volver, allí tengo más estabilidad. Únicamente si me presentara a unas oposiciones y hubiera quedado mucho más arriba en las listas.

-Otros compañeros españoles no solo hablan de tareas que no se corresponden con las de un enfermero, sino también de condiciones laborales pésimas e incluso multas por dejar el trabajo.

-En mi empresa no conozco a nadie en esa situación. Sí que sabemos allá, por boca de  gente alemana, que en algunas empresas de la sanidad privada los enfermeros españoles no están bien. Nos hacen trabajar prácticamente como si fueran empleados del hogar, haciendo todo tipo de tareas para las personas que cuidan. Esta situación se publicó ya en un periódico alemán, es decir que los propios medios de allí recogieron esta situación.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Enero 2020
LMMeJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas