GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Los extranjeros con permiso para reunirse con sus familiares bajan un 30% en un año

(18/11/2014)

Los extranjeros con permiso para reunirse con sus familiares bajan un 30% en un año

Los expertos achacan el descenso a los requisitos "excesivos" que se le exigen al solicitante para acreditar que puede mantener a los parientes que va a reagrupar

 

18.11.2014 | La Opinión

 

Un grupo de inmigrantes esperan en una oficina para regularizar su documentación. fran martínez

Un grupo de inmigrantes esperan en una oficina para regularizar su documentación. fran martínez

 

 
 

Residir un año en España y tener permiso para uno más es el requisito básico para que un extranjero pueda traerse a su pareja, a sus hijos o a sus padres. Pero el Gobierno le pide además que si pretende reagrupar solo a un pariente demuestre que ingresa 800 euros mensuales, y más de 1.000 euros si son dos las personas para las que pide el permiso. La dificultad para cumplir estas exigencias explica que en 2013 el número de extranjeros que regularizaron su situación por reagrupación familiar se redujese en un 30% en Galicia , aunque es todavía "la vía de entrada mayoritaria" de los inmigrantes que llegan a la comunidad

Las extranjeros que hayan residido legalmente en España durante un año y hayan obtenido autorización para seguir al menos otro año más tienen el derecho a reagrupar a su cónyuge, a sus hijos menores de 18 años -o a los de su pareja- y a sus progenitores si tienen más de 65 años y dependen económicamente de su hijo. Para ello, el interesado debe acreditar que dispone de recursos suficientes para mantener a sus familiares y de una vivienda donde acogerlos. El motivo por el que muchos optan por esta vía es porque permite al cónyuge, la pareja e hijos del solicitante obtener la autorización de residencia temporal que les habilitará para trabajar sin necesidad de ningún de realizar ningún otro trámite administrativo.

Aunque es "una fase lógica en el proceso migratorio vivido en Galicia durante la última década", el descenso de la llegada de nuevos inmigrantes junto al endurecimiento de los requisitos para conseguir la reagrupación familiar explican que en el último año el número de extranjeros que pudieron obtener el permiso de residencia a través de este método se redujese en un 30% en un año. Según las estadísticas de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, las reagrupaciones familiares pasaron de los 5.291 casos registrados en 2012 a los 3.831 del año pasado.

En todas las provincias se nota el descenso y en todas menos Pontevedra la situación se agrava respecto a la media autonómica. Destaca Ourense con 141 casos menos-de 349 a 208-, lo que supone una reducción del 41%. Le sigue A Coruña con una caída del 37%, aunque los 1.540 permisos de residencia concedidos por reagrupación en la provincia coruñesa son siete veces más que los de Ourense y el cuádruple que los de Lugo. En la provincia lucense hubo precisamente en el último año casi un 34% menos de reagrupaciones. En números absolutos es sin embargo Pontevedra, la provincia con más regularizaciones al alcanzar los 1.731 expedientes. Y también en números relativos es la que sufre una bajada más leve, a pesar de que los permisos concedidos representan un 14% menos que el año anterior.

La recesión es la causa principal de que cada año crezca el número de inmigrantes a los que se les deniega la posibilidad de traerse a Galicia a sus familiares, ya que la Ley de Extranjería exige que el solicitante debe demostrar su dependencia económica y que tiene alojamiento y dinero para mantener a las personas para quien pide el visado.

El portavoz del Foro Galego de Inmigración, Miguel Fernández, explica que los requisitos de reagrupación familiar exigen un nivel de ingresos "excesivo y muy difícil de cumplir en época de crisis". Apunta que el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) -el índice de referencia que el Gobierno emplea para la concesión de ayudas- está fijado en los 534 euros mensuales y para reagrupar solo a una persona hay que justificar ingresos del 150% del Iprem, es decir, unos 800 euros. La cifra se incrementaría en función de las personas para las que se demanda la autorización. Así, para el cónyuge y un hijo o para dos hijos se requieren más de 1.000 euros al mes. Para Fernández se trata de un método "discriminatorio" si se tiene en cuenta que hay familias españolas que con independencia de sus miembros sobreviven con un solo sueldo, que en algunos casos no pasa de los 645 euros del salario mínimo interprofesional.

El representante del Foro Galego de Inmigración señala además que la regularización por esta vía es "muy limitada" porque, por ejemplo, en el caso de los hijos solo se puede reagrupar hasta los 18 años. "A un joven de 19 años ya no se le podría aplicar así dependa de los padres, que es lo habitual con esa edad", aclara Fernández.

La crisis y el endurecimiento de las exigencias en los últimos años explican el recorte en el número de extranjeros que regulan su situación para reunirse con sus familiares. Aún así es "la vía de entrada mayoritaria de los nuevos inmigrantes". Y también a la que recurren los que ya residían en Galicia en situación irregular, lo que "favorece su integración" porque vienen a "ámbitos familiares" que ya existen.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Mayo 2020
LMMeJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       

Más de 461.000 gallegas y gallegos del exterior podrán solicitar su voto por correo para las elecciones autonómicas al Parlamento gallego hasta el próximo 13 de junio 21/05/2020-12/07/2020

 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas