GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

A Coruña se enfrenta al reto de una migración polarizada

(15/10/2018)

A Coruña se enfrenta al reto de una migración polarizada

Dos barrios reúnen a casi la mitad de los extranjeros empadronados en la ciudad

 

.

 


a coruña / la voz 15/10/2018

«La ciudad donde nadie es forastero». Este es uno de los emblemas de los que siempre presumió A Coruña. La urbe dista mucho de ser un polo de atracción preferente para los extranjeros tal como Madrid o Barcelona, pero su posición discreta también es constante. Según el último padrón del que hay datos oficiales, el del 2017, los foráneos suponen un 4,3 % del total de los empadronados en un municipio que acaricia los 250.000 habitantes. «Malia que o total de migrantes é maior -sempre existe unha poboación flotante que non se reflexa nos rexistros-, o padrón sempre é o termómetro máis fiable xa que para un estranxeiro é a súa principal ferramenta á hora de acreditar pertenza a unha comunidade cando quere regularizarse», indica la concejala de Igualdade e Diversidade, Rocío Fraga.

 

Este porcentaje, que no alcanza el 5 % del total, se traduce en un total de 10.463 personas. Dos barrios, Sagrada Familia-Os Mallos y Agra del Orzán concentran a casi el 45 % de estos extranjeros. «Son os que teñen uns prezos de aluguer máis accesibles. Ademais, crean redes de amizade entre eles e a poboación autóctona, coa que as primeiras xeracións levan anos convivindo, xa está afeita a eles», reconoce Rocío Fraga. La responsable política puntualiza: «Estes barrios son, tamén, nos que poden ter máis opcións no mercado inmobiliario». La denuncia en sus redes sociales del jugador del Básquet Coruña Larry Abia después de que no le alquilaran piso por ser negro todavía colea.  

 

 

En edad de trabajar

 

Destaca entre la población foránea que la mayoría está en edad de trabajar. El 38 % tienen entre 30 y 54 años y el 33 % entre 16 y 29. El 47 % provienen de América, el 30 % son europeos, un 15 % africanos y un 8 % asiáticos. «A migración adóitanse relacionar con aspectos negativos», reconoce Fraga. «Moitos dos migrantes veñen doutras partes da Península ou de Europa cunha alta cualificación», añade. Los esfuerzos municipales, asegura, están en los más vulnerables. «No pacto local polo emprego temos unha liña de traballo específica. É verdade que teñen uns nichos laborais reducidos. Elas, nos servizos do fogar. Eles, na construción», dice. La Escola Intercultural, en la Sagrada Familia, ha triplicado su presupuesto, de 34.000 a más de 100.000 euros. «Pasamos de atender a 48 menores a ter 72», cuenta Fraga. La inclusión no es solo un reto, admite, sino una responsabilidad.

 

«Poner un ejemplo de éxito como imagen global sería una mentira»

Los voluntarios de Ecos do Sur imparten clases de castellano básico e intermedio para inmigrantes

 

La asociación benéfica Renacer les cede el espacio. Dos aulas en el barrio de la Sagrada Familia. Son las doce del mediodía y las clases de castellano básico e intermedio están llenas. La primera es la más amplia, hay más de 20 personas. Para los voluntarios de Ecos do Sur que imparten la materia no es fácil. Cada uno de sus alumnos atraviesa una historia de supervivencia compleja. Cada uno proviene de un país con unas costumbres y lenguas dispares.

 

El profesor formula una frase y los anima a repetirla. «Aquí hay gente de Pakistán, de Senegal, de Marruecos, de Ucrania o de Brasil. La dificultad no es igual para todos», explica Javier Villaverde. Se encarga del apartado de acogida en Ecos do Sur, una de las oenegés asentadas en el barrio. El curso también acaba de arrancar para ellos. Abren las puertas de lunes a viernes, de 11.00 a 12.30 horas. «La mayoría suelen ser hombres. Son otras culturas. Solo se les exige una inscripción. Mantener una regularidad es lo más complicado. El simple hecho de venir implica un esfuerzo», reconoce Javier. 

 

Es el escollo primordial a solventar. «É unha ferramenta que deberían facilitar as administracións», censura Mónica Amaro, de SOS Racismo, colectivo con dirección en el vecino barrio de Agra del Orzán. «Para que un estranxeiro acceda ao permiso de traballo ou residencia, así como a un posto de traballo para regularizarse, é necesario o coñecemento da lingua. Para poder asistir aos cursos para estranxeiros das Escolas de Idiomas, en Galicia é obrigatorio estar en posesión de dito permiso. É incongruente e non pasa en tódalas comunidades», cuestiona Mónica, técnica de intervención social. Advierte de que no le gusta el término integración. «Adoita ser vista como un esforzo, soamente por parte do que vén de fóra. Preferimos loitar pola inclusión, que non pasa por obrigar á poboación migrante a que esqueza e mude a súa identidade», justifica Mónica.

 

Avisa que dentro de la población migrante «tamén se establecen clases sociais. Sempre van 'molestar' menos as persoas que asumen as nosas costumes, mesmos as que teñen uns trazos fenotípicos máis parecidos». En las clases de Ecos do Sur «hay gente que empezó y ahora tiene un manejo amplio del idioma y un trabajo. Pero, eso es solo una realidad entre muchas. Poner un ejemplo de éxito como una imagen global sería una mentira. Esto es una lucha de día a día y es su victoria. No somos ni héroes ni villanos, solo acompañamos en un proceso. Si ellos no luchan por él, poco podemos hacer», admite Javier Villaverde.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Mayo 2020
LMMeJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       

Más de 461.000 gallegas y gallegos del exterior podrán solicitar su voto por correo para las elecciones autonómicas al Parlamento gallego hasta el próximo 13 de junio 21/05/2020-12/07/2020

 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas