GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Ourense. Inmigrantes y retornados, eje clave contra la despoblación

(26/11/2018)

Inmigrantes y retornados, eje clave contra la despoblación

 

Ourense deja de ser exportador de personas: el saldo migratorio marca sus mejores cifras de los últimos años y los nacidos en el extranjero no dejan de aumentar pese a que la provincia sigue perdiendo población

 

 
 

La emigración y la inmigración son dos factores que suenan cada vez con más fuerza que nunca en Ourense. En las últimas dos semanas se han visto y reconocido las dos caras de la provincia en los últimos 40 años. Por un lado, con la repatriación de los restos del ilustre galeguista ourensano Rodolfo Prada Chamochín, una de las miles de personas condenadas al exilio de Sudamérica en la primera mitad del siglo XX; por el otro, con la noticia de que el número de venezolanos –gallegos retornados e inmigrantes– en la ciudad ya rondaba los 5.000.

 

Las dinámicas de la población ourensana están en fase de cambio. La provincia perdió en 40 años más de 123.000 habitantes, pero tiene visos de mejora. "Agora recibimos a máis xente da que marcha", señala Manoel Carrete, asesor de emigración de la Diputación, y uno de los que conoce más en profundidad la historia de este fenómeno.

 

Aumento exponencial

 

En los últimos 20 años, los nacidos en el extranjero se han multiplicado un 60%, desde los 19.683 a los 33.094 en el lapso 1990-2017. El saldo migratorio en todo 2017 fue de +1.314 con el extranjero, la cifra más alta desde 2009, superando los años más duros de la crisis, como 2013 y 2014, cuando incluso se marchaban fuera más de los que llegaban. De hecho, Ourense tiene ya un mejor saldo migratorio que Pontevedra, y recibió el pasado año hasta 1.000 inmigrantes más que la vecina provincia de Lugo, pese a contar con 25.000 habitantes menos.

 

Las administraciones parecen convencidas de luchar por el retorno de los que marcharon o de sus descendientes. Las últimas proyecciones poblacionales hablan de un freno a la caída y de que los extranjeros serán ya el 20% del conjunto de residentes en Ourense.

 

La provincia sigue perdiendo población, pero más influenciada por una tasa de natalidad paupérrima que por una emigración que, si bien no se ha revertido, ya se empiece a compensar con la recepción de inmigrantes, especialmente procedentes de Venezuela.

 

Los datos de retorno demuestran a las claras la reversión de la emigración. Entre los países de procedencia de los retornados, que encabeza Venezuela con mucha diferencia, destaca que en la provincia hay más regresados desde países de Europa (Suiza, Francia, Reino Unido), un 27%, mientras que en la ciudad el porcentaje se reduce al 10%; donde se concentran venezolanos, cubanos o brasileños (90).

 

Las noticias son positivas y todo apunta a una recuperación si se invierte en la tendencia de los movimientos migratorios. En todo 2017, volvieron 1.200 ourensanos, de los cuales 532 lo hicieron desde Venezuela, 158 desde Suiza, 98 desde México, 59 de Francia y 19 de Reino Unido. Solo en la ciudad, regresaron 340; 179 desde Venezuela, 26 de Suiza y 24 de Cuba.

 

Medidas

 

Las diferentes administraciones han fijado el punto de mira contra la despoblación ligada a la atracción de residentes en el extranjero. La Xunta, a través de la Secretaría Xeral de Emigración, quiere atraer a los ourensanos del exterior y sus descendentes –hay 113.681– darles cobertura integral de sus necesidades básicas, facilitar su integración educativa y laboral, y analizar y ejecutar todas las medidas al alcance del Gobierno gallego para combatir el complejo reto demográfico.

 

Por un lado, se concederán ayudas de hasta 3.900 euros a las familias que retornen del extranjero para que puedan hacer frente a los inconvenientes económicos de este desplazamiento. Además, si vienen con hijos menores de edad podrán recibir 1.000 euros por niño hasta el segundo hijo, y 1.500 a partir del tercero, con un 25% más si se instalan en el rural.

 

Precisamente ahí reside la clave del freno a la sangría demográfica, en repoblar las aldeas, como ha ocurrido en el núcleo de A Obra, en Celanova, donde una familia chilena y otra venezolana han dado vida recientemente a un pueblo sumido en el abandono. En este punto, para darle valor al rural, la estrategia pasa por ofrecer hasta 10.000 euros a los emigrantes retornados que quieran emprender en el rural.

 

Apoyo

 

Para los más jóvenes, es decir, hijos y nietos de aquellos ourensanos que se marcharon, se ofrecen becas para completar ciclo de Formación Profesional Superior, estudiso universitarios y másteres.

 

Por su parte, desde la Diputación de Ourense, están en pleno proceso de, por un lado, dignificar a toda la emigración que quedó en el olvido, como se aprecia en el caso de Chamochín y, por otro, también quieren lanzar su estrategia para atraer residentes desde el extranjero.

 

En este caso, pretenden crear una Oficina do Emigrante Retornado e do Inmigrante, para prestar información, ayuda y tutoría para incorporarse a Ourense, "residencia, oportunidades laborais e educativas, axudando a fixar poboación e facilitándolles a chegada á nosa provincia". Además, también está en marcha la creación del Museo da Emigración para dignificar a este colectivo, y la propuesta realizada para crear un centro de interpretación sobre retornados en Os Peares, en la casa que fue de la familia de Chamochín. 

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Mayo 2020
LMMeJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       

ALOJA: Alojamiento solidario para españoles 03/04/2020-25/05/2020

 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas