GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

En la diáspora reforcé mis raíces

(14/01/2019)

En la diáspora reforcé mis raíces

EN PRIMERA PERSONA | «(...) Nunca pude imaginarme que emigrar me acercaría cada vez más a Galicia, a mis raíces, a mi niñez, a mi cultura y a mis tradiciones. Descubrí la morriña y la necesidad de mostrarle al mundo «mi mundo». Sin duda, me redescubrí. Tuve que irme para valorar y sentirme más orgullosa, si cabe, de ser de la Costa da Morte (...)». Escribe Alejandra Plaza

 


13/01/2019

Mi andadura por la emigración comenzó en el verano del año 1996. El amor fue el culpable de embarcarme en esta aventura europea hasta el día de hoy. Veintidós años dan para contar muchas historias, narrar y contrarrestar tantas vivencias, compartir sueños, experimentar inquietudes, marcarte metas, formar una familia, dejar atrás otra… Un camino tan duro y solitario en muchas ocasiones, pero tan enriquecedor y grandioso en otras que, si fuese fácil, lo haría otro.

 

En mi caso, el destino me presentó a un mensajero de la segunda generación. Un apuesto joven de dos metros de altura hijo de emigrantes gallegos residentes en Suiza. Un joven que, aunque con raíces y morriña gallega circulando por su cuerpo, nació y se crio en Zúrich. No vamos a liarnos con los pequeños detalles, pero digamos que, entre la buena puntería de Cupido, la buena labia del joven y el espíritu aventurero y emprendedor de esta servidora fueron los causantes de mi marcha. Estaréis pensando que el buen queso, el sabroso chocolate, la puntualidad de los relojes suizos o el aire fresco de los Alpes ayudaron en la toma de decisiones pero, como he dicho anteriormente, no nos vamos a parar en los pequeños detalles.

 

Recuerdo aquel día como si fuese hoy. Estaba tan ilusionada con mi nueva aventura de vida que no fui consciente de lo que atrás dejaba hasta que me senté en aquel Honda Accord blanco con la ventanilla bajada para alzar la mano y no dejar de decir adiós hasta perder la imagen de mis padres y mis hermanos pequeños de vista. El júbilo y la alegría se tornó poco después en tristeza, lágrimas y recuerdos; tantos recuerdos…

 

Puffffff, cómo dolía. El dolor te iba despellejando durante el camino. Atrás ibas dejando la brisa que te acariciaba el rostro con un hasta pronto, el olor a algas y a ría que se iba desintegrando en el asfalto, el susurro del mar abrazando las rocas se silenciaba poco a poco y, hasta el incómodo viento del nordeste que tantas veces nos había fastidiado las tardes de playa en Laxe, se había convertido en un amigo al que ibas a echar mucho de menos. 2100 kilómetros de distancia marcan la diferencia y en ese espacio de tiempo es imposible no revivir los mejores momentos de tu vida por la Costa da Morte.

 

Un pacto de sentimientos

 

Es a partir de ese momento que los sentimientos encontrados por mi tierra y la tierra que me iba a acoger firmarían un pacto. Lamentarse durante un año que no daban pasado los días para volver no ayudaría mucho o más bien nada, pero alegrarse por cada día vivido fuera que supondría un día menos en el calendario para regresar al lugar que te dio la vida, ayudaría mucho o todo. Y así fue…

 

Nunca pude imaginarme que emigrar me acercaría cada vez más a Galicia, a mis raíces, a mi niñez, a mi cultura y a mis tradiciones. Descubrí la morriña y la necesidad de mostrarle al mundo «mi mundo». Sin duda, me redescubrí. Tuve que irme para valorar y sentirme más orgullosa, si cabe, de ser de la Costa da Morte. Supongo que recordaréis esas mantas de lana de oveja típicas en las casas de nuestros abuelos y de la mayoría de los hogares gallegos empapadas de humedad que cada vez que querías sumergirte entre ellas para conciliar el sueño, el frío te calaba hasta los huesos de tal forma que parecía que acababas de zambullirte en el Atlántico. Pues a mí me ha pasado eso con mi tierra, con mi gente y con las ganas de progreso y bienestar que ansío.

 

Vuelvo cada vez que puedo y, aunque añoro sentarme encima de una roca para ver la inmensidad del mar, llenar los pulmones de salitre, ponerme al día del corrido del pueblo, disfrutar del sabor a pescado de verdad, del bueno o cruzarme con los vecinos, preguntarles cómo están y que se paren a contármelo, sé que no regresaré; o si lo hago será para camuflarme en el hermoso paisaje que poseemos.

 

Los años no dan treguas y no pasan en balde. Verano tras verano vas dejando a unos padres más mayores, vas perdiendo familia por el camino, los hogares se quedan sin abuelos y los pueblos cada vez más vacíos. Sin embargo, sé que el legado de Galicia, de la Costa da Morte, de Laxe también ha calado en los huesos de mis hijos que disfrutan de cada momento de playa, de amigos, del 15 de Laxe, de San Fins do Castro, que tanto tocan una gaita como bailan una muiñeira y que con tanto orgullo le muestran a sus amigos extranjeros «a nosa Costa da Morte».

 

DNI. Alejandra Plaza. La escritora observadora incansable del mundo Alejandra Plaza es oriunda del municipio de Cabana de Bergantiños, un pequeño y acogedor rincón bañado por las frías aguas del Atlántico gallego situado en la Costa da Morte. Sensible y práctica, diestra con la palabra y la visión, esta emprendedora y forjadora de oportunidades gallega-suiza-alemana, se vale de la cohesión como estrategia y de la diplomacia como talento. En su sentido de país reside su riqueza profesional y personal y, en la prosperidad y bienestar de sus gentes está su objetivo. Viajera incansable y mariscadora de recuerdos e historias de la emigración española desde el año 1997 pretende transmitir parte de la experiencia vivida en primera persona y compartida con tantos emigrantes a través de los años y demostrar que... SI FUESE FÁCIL, LO HARÍA OTRO [título de su obra].

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Diciembre 2019
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas