GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

«Eu quero volver a Suíza»

(01/04/2019)

«Eu quero volver a Suíza»

Medio centenar de gallegos trabajarán en la construcción a partir de este mes de abril en Basilea. La oferta recibió más de 1.800 respuestas

 


carballo / la voz 31/03/2019

 

Basilea, la hermosa ciudad suiza atravesada por el río Rin, lleva siglos en evolución. Ahora bulle también en la construcción, con muchos y grandes proyectos en marcha, y necesita mano de obra. La empresa de colocación Bautech Personal gestiona algunos de esos contratos, y Galicia aportará unos cuantos, como lleva haciendo desde hace 60 años. De hecho, hay cantones suizos que parecen extensiones de las parroquias gallegas. Y al revés.

 

Esta semana fueron seleccionados, con las entrevistas personales realizadas en Cabana, algo más de medio centenar de trabajadores para emigrar al norte de Suiza. Terminaba así un proceso selectivo que comenzaba a finales de enero, con el anuncio de la empresa de que necesitaba gente, y que tuvo una impresionante respuesta: más de 1.800 currículos enviados. Muchos de ellos de la Costa da Morte, desde luego de toda Galicia, pero también del resto de España. Y eso que se buscaban profesionales de la construcción, no aprendices. Gente con experiencia, sin necesidad de saber alemán, pero fundamental moverse entre pilares y encofrados.  

 

Nueva vida a 1.800 kilómetros

 

Iván Morales, trabajador de Bautech, con ascendencia familiar entre Cabana y A Laracha, le echó muchas horas a seleccionar todos los currículos. Bastantes no daban el perfil, pero otros sí. Y con los últimos habló durante dos días, el jueves y el viernes, uno a uno, sobre condiciones, plazos y otras dudas. La idea es que se incorporen todos ya, o casi. El viaje corre a cuenta de cada uno. De la logística (contratos, papeleo, vivienda) se encarga la propia empresa. Empieza una nueva vida para muchos a 1.800 kilómetros de casa. «Eu quero volver a Suíza», confiesa Francisco Couselo, de 58 años, natural de Ordes y residente en A Coruña. Como otros compañeros que esperan en un bar la entrevista final, ya trabajó en el país, desde 1979 al 2007, con la excepción del servicio militar. Es uno de los miles de retornados de mediados de la década del 2000, espoleados por el cobro del segundo pilar de las aportaciones sociales. Y, como aseguran también muchos de esa época, volver fue un error. Ahora le sale esta oportunidad y no quiere desaprovecharla. Es palista, y le gusta cómo es la vida en Suiza. Recuerda los cursos a los que asistía por las noches para aprender lo básico de alemán, y quiere volver a esa filosofía «de traballar para vivir». No lo duda.

 

«Aquí, con 58 anos que teño, xa che din que es moi vello para traballar. Alí non». Francisco Couselo, Ordes

 

En la mesa de al lado esperan su turno José Manuel y Germán, ambos de Coristanco, y Andrés, de Fisterra y afincado en Carballo. Los tres saben también lo que es trabajar en Suiza, aunque muchos menos años que Francisco. A la pregunta de por qué quieren emigrar, uno de ellos bromea: «É a muller a que quere que marche». Chascarrillos aparte, todos consideran que es una oportunidad que no se debe dejar escapar. No le tienen miedo a la distancia, ni a la vida tan diferente, ni al frío, ni al idioma, ya que en las obras es perfectamente posible desenvolverse sin hablar alemán. Opina Germán que es un buen destino para trabajar, «relaxado e tranquilo». Andrés recuerda con satisfacción su etapa en Zúrich. Reconoce que, puestos a elegir, «onde mellor se está é en Galicia», pero hay que ganar dinero y por eso ha tomado la decisión. José Manuel dice que en Galicia la estabilidad laboral es escasa, y por tanto es muy difícil hacer planes, incluso ahorrar. Todos coinciden en que no van a gastar, sino a ahorrar. Y a adaptarse. La vida es cara, pero deben amoldarse.

 

Morales indica que muchos de los seleccionados pasan de 50 o incluso 60 años, pero está contento. Asegura que es gente seria, experimentada, responsable, «e que non tes necesidade de chamalos para que se ergan». Hay mucho trabajo, indica, y van a tener oportunidades. Si las aprovechan, el contrato será mucho más que temporal, pero en los primeros meses deben responder. «Moita xente xa sabe con que se vai atopar», explica. No solo han acudido retornados de Suiza, también otros que han estado en Argelia, Arabia o Londres. Y le han llamado, además de gallegos, oriundos de Sevilla o Málaga, además de albañiles de Las Palmas, Mallorca, Tenerife... Todos trabajando, por cierto, y buena parte, autónomos. Ahora buscan otra oportunidad.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Diciembre 2019
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas