GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El gran éxodo a Suiza cumple 60 años

(29/04/2019)

El gran éxodo a Suiza cumple 60 años

Más de 40.000 gallegos residen en la nación helvética, un flujo que nunca cesó

 

 


Carballo / La Voz 28/04/2019

 

En abril de 1959, España y Suiza firmaban un convenio de supresión de visados entre ambos que daba impulso a la incipiente emigración, sobre todo gallega. Pocas semanas antes se había rubricado otro sobre seguros sociales que daba mejor cobertura a los trabajadores. A principios del 61, un tratado bilateral regulaba esas relaciones laborales. Empezaba así, hace 60 años, un fenómeno migratorio que ha marcado la historia reciente de Galicia, y aún lo hace. Según los datos de este año del padrón de residentes españoles en el extranjero, en Suiza viven 41.104 gallegos, la tercera parte de todos los españoles. La mitad, de la provincia de A Coruña, y la gran mayoría, de la Costa da Morte y comarcas limítrofes.

 

Pero la emigración suiza no se mide en leyes ni en estadísticas. La cruz blanca helvética forma parte del corazón de decenas de miles de gallegos que estuvieron (las primeras llegadas a cuentagotas son ya del 57) o aún viven allá: de todos los residentes, la mitad nacieron en Galicia. Hubo épocas, en los setenta y ochenta, con parroquias donde todas las casas tenían a un familiar directo o indirecto en ese país. Hablar de Berna era como hacerlo de Carballo, incluso la primera parecía más cerca. Un autobús conectaba tres veces a la semana Cee con Zúrich, y con paradas. En pueblos pequeños como Delémont hay barrios que parecen Camariñas en pequeño, y edificios con material llevado en remolques desde Zas. Cada anécdota, y se cuentan por cientos, pueden desgranarse en otras muchas. Los que volvieron cuentan sus desgarros en algunos libros y trabajos universitarios, historias que aún darán mucho de sí. Aquí hay bares Ginebra, Berna o Zúrich como allí hubo A Nosa Terra o A Nosa Taberna. Retornados que se pasean por las ferias buscando salchichas Cervela. El famoso franco de las 14 pesetas está hoy a 146 (0,88 euros). Suiza es un relato de mucho esfuerzo y sacrificios, en algunos casos con grandes resultados en la política, el deporte o la economía helvética por parte de los expatriados o sus hijos. Un nexo siempre presente (América y Canarias tuvieron su época, la de Suiza es permanente), ahora si cabe más con los numerosos vuelos regulares entre ambos que, prácticamente siempre, van y vienen llenos. A veces, parecen los viajes en aquel autobús de Galisuis.

 

Gallegos de la entidad Irmandade Galega, en una de las manifestaciones del 1 de mayo en Ginebra 

Gallegos de la entidad Irmandade Galega, en una de las manifestaciones del 1 de mayo en Ginebra

 

El papel de los centros gallegos

 

Este año se cumple medio siglo de la creación del centro gallego de Berna, pero no habrá celebración. Ya no funciona como tal, pese a su dilatada historia y la relevancia cultural y deportiva que tuvo. Y como esta, muchos más. La emigración no se entiende sin el papel de estas agrupaciones, que se extendían (aún lo hacen, y algunos resisten con envidiable fuerza) por los 26 cantones. Ginebra destacó desde el principio, con el primero, A Nosa Galiza. La Irmandade Galega, Tordoia, Cerceda (da una idea del nivel migratorio de ambos municipios)... La lista es amplísima (Sementeira de Basilea, promoción da Cultura de Zúrich y Lausana, A Nosa Terra de Zug...), tanto que el libro de actas de la mayoría construiría por sí mismo un capítulo sociológico de la vida de miles de emigrantes. Pero los tiempos cambian y, como destacaba recientemente la escritora cabanesa Alejandra Plaza, buena conocedora del éxodo a Suiza, los centros gallegos son ya «la crónica de una muerte anunciada». Con todas las excepciones que se quiera, pero hoy son más bares y restaurantes que aquellos polos de cultura e identidad que originaron su existencia.

 

Perfecto Gómez, en su casa de Corme, donde reside desde que volvió en el 91.

Perfecto Gómez, en su casa de Corme, donde reside desde que volvió en el 91.

 

PERFECTO GÓMEZ EMIGRÓ EN 1961. sus hijos y nieta residen en Ginebra

 

«Alí axúdante e valórante. Nós temos que adaptarnos a eles, e non eles a nós»

 

Perfecto Gómez Blanco nació en Cesullas (Cabana) hace 84 años. Vive en Corme, de donde es su mujer, en una casa cuya fachada es el océano. Ahora ya no lo puede ver debido a una enfermedad visual, la misma que lo trajo de vuelta de Suiza, a él y a su mujer, en el 91. «Cando estabamos na mellor situación», recuerda. Había emigrado en el 61, con 26 años él y 20 la esposa. Se fueron a Berna como turistas. Trabajó unos meses en la construcción, pero su destino estaba en Ginebra. Su contacto fue otro vecino de Corme que ya estaba allí desde el 59. Las primeras semanas ni él ni ella trabajaban, y paseaban mucho. «Había quen pensaba que eramos espías», en aquella Ginebra tan internacional. Logró empleo en una empresa de servicios, y en el 68, en otra danesa del mismo ramo, en la que trabajó hasta su jubilación siendo un alto cargo. A su mujer también le fue muy bien: fue a clases, estuvo en un banco, acabó como funcionaria internacional. No todo fueron alegrías, claro. En el 62 tuvo un grave accidente de ascensor y se rompió las dos piernas. En el hospital le atendieron muy bien. Está muy agradecido a Suiza: «Alí axúdanche e valórante se vales. Nós temos que adaptarnos a eles, e non eles a nós».

 

Recuerda que los primeros años la vida era muy difícil, «non había vivenda». Tampoco muchos gallegos. En el 67 colaboró a fundar A Nosa Galiza, en primer centro gallego del país. Sus dos hijos y su nieta viven en Ginebra. El varón se presenta a alcalde de la ciudad por Los Verdes.

 

Iván Morales

Iván Morales

 

«Xa chegaron varios traballadores novos, e aínda faltan»

 

Iván Morales, hijo de larachés y cabanesa emigrados que fueron gerentes de un centro gallego en Basilea, que trabaja en una empresa de contratación del mismo cantón, se vio abrumado a principios de año ante la avalancha de currículos que llegaron a la oferta de empleo que había lanzado: unas 50 plazas para la construcción en esta pujante ciudad que toca con las manos a Francia y a Alemania. El impacto mediático fue considerable, pero más las peticiones: 1.800, nada menos. De toda España.

 

Pasado ya el revuelo, que en el fondo demuestra que Suiza sigue siendo un destino apetecible y con empleo, y ya concluida la selección y entrevistas, todo sigue con normalidad. «Xa chegaron varios traballadores novos, e aínda faltan algúns. Veñen progresivamente. Só houbo un que regresou, que viu que isto non era o seu», señala.

 

José Martínez Mosquera, taxista que lleva pasajeros desde Galicia a Suiza

José Martínez Mosquera, taxista que lleva pasajeros desde Galicia a Suiza

 

«O gasóleo está moi caro e as autoestradas, tamén, ás veces hai que evitalas»

 

José Martínez Mosquera, de Abegondo, lleva 44 años de taxista entre Suiza y España. Es el más veterano de todos los profesionales que hacen esta ruta, que no son pocos. Antes que él ya había otros, sobre todo su hermano, que empezó en el 69. Una vida en la carretera llevando y trayendo personas y, cada vez más en los últimos tiempos, paquetes y todo tipo de material. Millones de kilómetros y miles de horas de historias de ida y vuelta, de clientes con alegrías y penas, como la vida misma. Todo cambia, incluidas las condiciones: «O gasóleo está moi caro, en Francia vai a 1,60, e as autoestrada tamén. Ás veces, se é posible e hai tempo suficiente, hai que evitalas». Todo para poder ahorrar algo en los trayectos que, por media general (hay que consultar las condiciones) no pasan mucho de los 200 euros por persona

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Diciembre 2019
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas