GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Los inmigrantes asentados en Lugo ayudan a rejuvenecer la población

(03/01/2021)

Los inmigrantes asentados en Lugo ayudan a rejuvenecer la población

 

Rábade es el octavo concello gallego con mayor tasa de inmigración; de cada 1.000 habitantes, 84 son foráneos

 

 

El saldo migratorio anual, que es la diferencia entre las entradas y las salidas de población, conserva su tendencia de subida que empezó en el 2016 en toda la comunidad. Según el informe publicado a finales del 2020 por el Instituto Galego de Estatística (IGE), los últimos datos recogidos en el 2019 arrojan una diferencia positiva de 17.747 entradas con respecto a las salidas. En el caso de la provincia de Lugo, la diferencia fue de 1.808 personas. Tal y como explica el IGE, un saldo migratorio positivo habla de lo atractivo que resulta un territorio. Y a través de su análisis,se puede observar el dinamismo poblacional del lugar, ya que estudia a las personas que establecen en él su residencia habitual.

 

El dato más relevante del saldo migratorio de la provincia es la edad media. Las personas que llegaron tienen de media 36,1 años y en el caso de los extranjeros de fuera de España, la cifra baja hasta los 32,5 años. Por su parte, los gallegos se fueron con una edad media de 37,1. Es el tercer año consecutivo en que la población inmigrante es más joven que la emigrante. Además, de las personas extranjeras residentes en Galicia, tan solo un 6,3% tiene más de 65 años, lo que consolida que el proceso migratorio está favoreciendo el rejuvenecimiento de la población gallega. El 95% de estos nuevos residentes son originarios de fuera de España. Un factor importante para la capital lucense, que ya es la primera de las siete grandes ciudades gallegas, empatada con A Coruña, en población extranjera, al tener un 5,3%.

 

Rábade es el octavo concello gallego con mayor tasa de inmigración; de cada 1.000 habitantes, 84 son foráneos

 

 El IGE distingue en su estudio las edades medias de los inmigrantes por grado de urbanización de su residencia. Las divide en zonas poco pobladas, zonas densamente pobladas y zonas intermedias. Es en las menos pobladas donde la diferencia entre los que llegan y los que se van es mayor. De media, los inmigrantes tienen 40,22 años y los emigrantes, 41,69. Un factor especialmente destacado por la necesaria recuperación demográfica de las zonas rurales de la provincia.

 

Destaca este parámetro para el concello lucense de Rábade, que está entre los diez municipios de toda Galicia con mayor tasa de inmigración, en la octava posición. El municipio de A Terra Chá cuenta con una tasa de 84 habitantes de origen extranjero por cada 1.000. Gracias a las llegadas, otros concellos pequeños como Ribas de Sil, Navia de Suarna, A Pobra do Brollón o Bóveda cierran los últimos datos del año con un saldo positivo.

 

Aun así, por el balance de fallecimientos, las tasas de inmigración no consiguen afectar a la cantidad de población absoluta. Su principal importancia reside en el rejuvenecimiento de la población y por lo tanto, en la mayor posibilidad de que los nuevos residentes tengan hijos en el rural y así favorezcan la recuperación demográfica, lo que hace frente al desafío gallego ante el bajo número de nacimientos y el rápido envejecimiento de la población. Además, potencian la actividad rural y ocupan diversos puestos de trabajo, destacando en Lugo los de sectores agrícolas y los de cuidados.

 

Una materialización de esta tendencia la dejan, por ejemplo, los extranjeros ligados al Camino de Santiago en las localidades despobladas del interior de la provincia. En aldeas cercanas a las rutas jacobeas o en el propio itinerario son los extranjeros los que están recuperando zonas abandonadas. Se trata de peregrinos jóvenes que se mudan en solitario, en edad de tener hijos, o ya con pareja o familia. En ambos casos, con el propósito de vivir del negocio turístico y asentarse en el rural lucense. Favorecen así la recuperación demográfica de los concellos de interior y además mantienen la vida en poblaciones sin apenas habitantes. 

 

«Lugo tiene la tranquilidad que buscaba, además de mejores precios y sueldos»

 

Astor Suárez, emigrante cubano asentado en A Milagrosa

Astor Suárez, emigrante cubano asentado en A Milagrosa

 

El cubano Astor Suárez es el ejemplo del perfil de inmigrante del que habla el estudio del Instituto Galego de Estatística y es una muestra del atractivo que tiene el territorio lucense. Astor emigró de Cuba a Galicia hace tres años para asentarse en Lugo, tras probar suerte en Italia y en Barcelona. Tiene 38 años, pero llegó a la ciudad con 35 y es padre de tres hijas de 12, 11 y tres años.

 

En Cuba, se graduó en Danza Moderna, estudió en la Escuela Nacional de Arte y trabajó en el Gran Teatro de la Habana. «Las dificultades, todas las situaciones que viví y la represión del Gobierno hicieron que diera el paso a marcharme de Cuba», explica.

 

Astor emigró en búsqueda de una mayor estabilidad laboral para poder mantener a su familia. «Con la maleta llena de emociones», perfila. A pesar de que su experiencia en Italia o Barcelona fue buena, opina que los altos precios y el ritmo de vida no compensaban. Por lo que decidió finalmente asentarse en Lugo, por ser una localidad que sí se ajustaba a lo que busca un emigrante. «Viví en muchos sitios y ninguno tuvo la tranquilidad que da Lugo, sobre todo por sus vecinos», argumenta.

 

Los otros factores esenciales para la elección de este cubano son las rentas y los precios de alquiler. «Mucho mejores que donde yo había vivido antes». El título de danza de Astor no es válido en España, por lo que el cubano está volviendo a estudiar para poder ejercer su profesión. Mientras tanto, lleva todos estos años trabajando en la hostelería. Explica que los sueldos se ajustan al estilo de vida que pide la ciudad, sobre todo con respecto a los alquileres. «Aun así, creo que encontrar vivienda para un extranjero es más complicado que para una persona originaria de España o Galicia», cuenta. La elección de Astor es con vistas al futuro. «Galicia es un lugar para prosperar», sentencia.

 

Mientras Astor es ahora residente de Galicia, su lugar de procedencia, América, es el lugar donde se hicieron más inscripciones de gallegos en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero. Según el IGE, fueron tres de cada cuatro registrados.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Oxtubre 2021
LMMeJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas