GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El fuerte lazo que une Boborás y Panamá

(03/05/2021)

El fuerte lazo que une Boborás y Panamá

 

Historiador hijo de emigrantes de Boborás, Francisco Sieiro ha centrado sus estudios en poner en valor el papel de los emigrantes al país centroamericano

 

Fran Sieiro, en una imagen de archivo

Fran Sieiro, en una imagen de archivo

 


03/05/2021

 

La historia de su propia familia ha sido la base de la trayectoria profesional del historiador Francisco Sieiro, doctorado en Historia de América en la USC y experto en asuntos migratorios. Él nació en Bocas del Toro, Panamá, pero Galicia siempre ha estado presente en su vida: su padre, emigrante gallego, fue uno de los fundadores del centro español de esta ciudad caribeña. Nació en Feás parroquia de Boborás, un municipio que en la década de los sesenta vio disminuir su población en un 41 % debido a un éxodo concreto: «la gran mayoría escogieron el mismo destino, se dedicaron a los mismos oficios y casi todos regresan hoy a pasar la jubilación en su tierra natal, siguen un patrón similar», destaca Sieiro; ahora, con sus padres jubilados, vive a caballo entre sus dos países. Reside en Panamá, pero pasa temporadas en Galicia; de hecho, la pandemia hizo que su hijo naciera en la tierra donde lo hicieron sus abuelos.

 

El colectivo de muebleros vivió épocas más doradas, cuenta Sieiro, y aún hoy siguen siendo fuertes, están asociados y muy organizados. «Fue un negocio muy próspero, sobre todo en su modalidad de cobro a créditos y todavía en la actualidad, hay numerosas mueblerías por toda la geografía panameña regentadas por gallegos». En la capital se concentran, sobre todo, en el Barrio de Calidonia. «Me complace ser hijo de uno de los jóvenes que formó parte de aquel viaje masivo», destaca. A través de sus trabajos de investigación, intenta explicar las peculiaridades de aquel movimiento demográfico, que coincide en el tiempo con el que hicieron otros muchos gallegos, pero hacia otros destinos más habituales, como Argentina, Cuba, Venezuela o Brasil, así como los que se instalaron en Europa.

 

Actualmente viven unos nueve mil gallegos en Panamá y, según subraya Sieiro, «forman un colectivo emprendedor, activo y dedicado en gran parte a la hostelería, sector en el que dan trabajo a miles de panameños». Casi todos ellos son ourensanos, más concretamente de la zona de O Carballiño y aún más todavía del concello de Borborás y las parroquias de Feás, Pazos y Albarellos. «A pesar de que su integración fue total, eran reacios a desprenderse de sus orígenes, razón por la que solían casarse con otros gallegos», recuerda.

 

Como historiador, Francisco ha tenido la suerte de haber podido hablar con las personas que protagonizaron este movimiento migratorio, tanto con los que han regresado, como los que han hecho raíces en Panamá. «La emigración de españoles, en especial de gallegos, influyó de forma positiva en la cultura panameña y, fue un proceso de retroalimentación». cuenta. Y recuerda que el de mediados del siglo XX no fue el primer éxodo de gallegos a este país: trabajadores gallegos participaron en la construcción del canal hace más de cien años «y ya el presidente Roosevelt les calificó de buenos trabajadores»; y durante la Guerra Civil española, muchos exiliados escaparon y también se refugiaron en Panamá, «de hecho, el presidente de la República, Laurentino Cortizo, posee ascendencia gallega».

 

A día de hoy vuelve a haber un colectivo de españoles que busca oportunidades en este país emergente de centroamérica. «Es otro tipo de emigración, ellos mismos se llaman expatriados, no emigrantes»: gente con estudios superiores que trabajan en multinacionales. Sieiro recuerda que, curiosamente, hace unos años llegó una remesa de profesionales gallegos a trabajar con empresas españolas en la ampliación del canal de Panamá y en el diseño del metro. 

 

Participantes en una de las reuniones de la Findación Nosa Terra

Participantes en una de las reuniones de la Findación Nosa Terra

 

Preparativos para un homenaje

 

Francisco Sieiro forma parte de la directiva de este nuevo proyecto que nació hace unos meses con el propósito de rendirle un homenaje a estos más de 8.000 gallegos que participaron en la construcción del canal y cuya meta es levantar un monumento en el Centro de Visitantes de Agua Clara, en la provincia de Colón. «Es un tema de justicia, los ingenieros norteamericanos afirmaban que un gallego valía por tres trabajadores». La idea de la Fundación partió de Manuel Pico y Juan Carlos Barreiro, descendientes de gallegos de la comarca de O Carballiño y de Forcarei. Para la realización del monumento, ya han contactado con varios escultores gallegos y cuentan con varios proyectos: «Uno muy ambicioso es tener la escultura de un trabajador gallego en la entrada del canal de Panamá, trabajando con su pico y pala; y otra en el Puerto de Vigo, que eran de dónde salían los barcos con destino a Colón, Panamá.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Oxtubre 2021
LMMeJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas