GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El pequeño Perú que creció en Cambados

(21/02/2022)

El pequeño Perú que creció en Cambados

 

bea costa CAMBADOS / LA VOZ

 

MARTINA MISER

 

La pesca atrajo a una comunidad que llegó a sumar medio millar de personas

 

20 feb 2022 .

 

El hablar pausado y meloso del peruano choca contra la adustez del gallego a bordo de un cerquero. A algunos patrones y marineros les costó acostumbrarse, pero ha habido que hacer de la necesidad virtud y la convivencia ha sido posible. Lo es desde hace más de quince años, cuando en el 2004 llegaron a Cambados los primeros marineros procedentes del país andino. El bum de la construcción dejó a los armadores sin mano de obra —se ganaba más y se arriesgaba menos como albañil levantando urbanizaciones en Canarias— y en la cofradía pensaron que había que hacer algo. De modo que el entonces patrón mayor, Benito González, se fue a la oficina de Inmigración de Vigo para preguntar a qué puertas podían llamar para encontrar marineros interesados en trabajar en España. «O máis fácil era Perú, dixéronos», y la maquinaria burocrática se puso en marcha.

 

 

Su historia es la de docenas de peruanos que llegaron a Cambados en busca de una vida mejor, con el sueño de ganar dinero suficiente para traer a su familia e instalarse en España. Así lo hizo Miguel, y así lo hicieron también Luis Manuel Viteri y Juan Carlos Salgado, compañeros de fatigas que, como Lumbres, consiguieron encontrar su sitio al otro lado del Atlántico.

 

 

Vinieron para trabajar en los barcos y, especialmente sus mujeres, han acabado encontrando hueco en la hostelería, las conserveras y depuradoras.Hace pocos meses que Miguel Lumbres había cambiado la bajura por la altura, y este cambio le costó la vida. Gajes de un oficio que conocía bien pues no era la primera vez que se embarcaba en un arrastrero. Con todo, la mayor parte de su periplo en España lo pasó trabajando en la flota del cerco, al abrigo de puertos más seguros, aunque un marinero nunca está a salvo del todo.

 

 

Pese a las penas y desgracias, Viteri, Salgado y otros peruanos se muestran agradecidos con Cambados. Ahí han encontrado una calidad de vida y bienestar que no habrían alcanzado en su país de origen. No ha sido fácil, de hecho muchos de ellos tuvieron que recurrir en algún momento a ayudas institucionales o de organizaciones como Cáritas para seguir adelante. El propio Lumbres contaba en 2012 para La Voz de Galicia que había estado en el paro y sobreviviendo con 400 euros al mes, que apenas le daban para pagar el alquiler. Lo de comprarse un piso resulta una quimera; Luis Manuel Viteri no conoce a ningún compatriota que lo haya conseguido, y él, tampoco. A sus 58 años ya no tiene esas pretensiones. Su objetivo ahora es encontrar plaza en algún barco o que vuelvan a llamarlo de la depuradora y compartir momentos con sus dos nietos, la tercera generación nacida en España, esa que ya creció comiendo el churrasco y la tortilla de patatas que tanto le gustan.

 

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Febrero 2023
LMMeJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas