GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

El gallego que ganó el bronce europeo de fotografía

(24/05/2022)

El gallego que ganó el bronce europeo de fotografía

La Voz Ana Abelenda

 

El fotógrafo de Ribeira se embarcó desde Burriana con la oenegé española Salvamento Marítimo Humanitario.

El fotógrafo de Ribeira se embarcó desde Burriana con la oenegé española Salvamento Marítimo Humanitario. Alfonso Novo

 

VIVIÓ SEIS DÍAS DE INFIERNO en el Mediterráneo, documentando el rescate de 105 personas entre el oleaje y la desesperación. El coruñés Alfonso Novo, cinco veces mejor fotógrafo de España, comparte una aventura extrema con final feliz

 

24 may 2022 .

 

Para él ha sido el premio, la medalla de bronce del Campeonato Europeo de Fotografía, que acaba de recoger en Roma. Para él y para todas las personas que llegaron a puerto en Italia, a bordo del Aita Mari, tras una odisea en el Mediterráneo central. Junto a 13 tripulantes, entre los que había otro gallego, y 105 migrantes a los que rescataron cuando iban a la deriva en una patera cerca de Lampedusa, Alfonso Novo — distinguido cinco veces como mejor fotógrafo de España y mejor fotógrafo europeo en el 2020 y el 2021—, sobrevivió el pasado octubre a seis días con fuerte oleaje, con varios enfermos de covid a bordo, entre ellos 15 menores, con escasez de comida y con la incertidumbre de un puerto donde poder atracar. Costó obtener un sí.

 

 

Este año, Alfonso alumbró otra vivencia extraordinaria, un rescate de migrantes en el Mediterráneo.

 

El reto le andaba en la cabeza desde hacía un tiempo y la oenegé Salvamento Marítimo Humanitario le dio la oportunidad de afrontarlo en el barco Aita Mari. «¡Me aceptan y voy de cabeza!, con ganas, con ilusión tanto por tener una vivencia propia de estos hechos como por la posibilidad de documentarlos».

 

Alfonso Novo

 

RESCATISTA EN TIERRA

 

El 10 de septiembre del 2021 lo llamaron para irse al puerto de Burriana, en Castellón. Las dimensiones del equipo técnico que necesita hacen que Alfonso cruce la Península en coche desde A Coruña, «con el coche cargado a tope, hasta las trancas».

 

En Burriana, ya el día 11, la gente de la oenegé lo acoge bien en la que es su primera vez a bordo. «Yo nunca había estado a bordo, haciendo vida en una embarcación», revela. El suyo fue un bautismo de fuego en el mar. No imaginó que pasaría noches sin poder dormir por el movimiento del barco a causa de las grandes olas, sin saber si algún país les iba a acoger.

 

 

La formación previa que recibió Alfonso incluía unos conocimientos básicos para moverse por el barco, primeros auxilios, la manera adecuada de actuar si surgía la necesidad de hacer un abandono del buque «si el barco se hunde o hay un incendio». «Cada persona a bordo tiene una misión específica», explica.

 

 

Una de las imágenes preferidas por Novo de su trabajo a bordo.

Alfonso Novo

 

Alfonso se puso las pilas en días, pero tardó semanas en zarpar. El Aita Mari partió el 15 de octubre. «Como a los Gobiernos no les interesa que los barcos estén en la mar rescatando gente, al final, se las ingenian (y cuentan con mil herramientas para ello) para complicarte la vida y que no puedas salir. Al final, entre una cosa y otra, sucede que yo llego allí el 10 de septiembre y no zarpamos hasta mediados de octubre. Estuve un mes en el barco en puerto, durmiendo cada día en el barco en puerto, porque cada día encontraban una razón para no dejarnos salir al mar».

 

 

«Tras tres días de ruta, una noche avisan por megafonía que todo el mundo en pie, que se ha recibido aviso de que hay una patera a la deriva». Es noche cerrada, hace frío, la oscuridad complica la visión. Un total de 105 hombres (entre ellos 15 niños, todos ellos egipcios, salvo un chico de Gambia) habían partido de Libia rumbo a Lampedusa. Llevaban días a la deriva. Muchos «estaban muertos de frío, algunos con quemaduras, producidas por el combustible que se derramaba por el suelo de la patera». El barco de rescate se situó a una distancia prudencial para evitar que los migrantes se lanzasen al mar. Lograron subirlos a todos al Aita Mari. «Les pusimos una pulsera con un número a cada uno. Empezamos a sacar cientos de mantas de las bodegas del barco y echárselas encima, para que entrasen en calor. Hacíamos litros y litros de té. Estaban establecidos los turnos de cocina, todo organizado. A cada uno se le dio una mochila con ropa limpia. Todo donado. A bordo viajaban un médico y una enfermera, relata.

 

 

Estuvieron seis días pidiendo puerto para atracar. Estaban en aguas de Malta, pero Malta no responde; se contacta con Italia e Italia dice que «no es de su incumbencia». El capitán vuelve a contactar, pero la insistencia es infructuosa. Se contacta entonces con España: «Les decimos que somos un buque de bandera española. Y no responde... martes, miércoles, jueves, ¡nada!».

 

El tiempo era tan malo que el capitán decidió acercarse a la costa de Malta, el punto más cercano, para refugiarse.

 

Llegaron a Malta, pero Malta les obligó a salir de su puerto. Llevaban días a bordo sin apenas comida, muy alterados, sin dormir, con varios enfermos en situación alarmante. «Y entonces Italia responde [al cabo de seis días] y nos da puerto en Trápani, en Sicilia, el 25 de octubre. Recuerdo la explosión de alegría entre los refugiados, enorme. Pero hubo un despliegue digno de ver en puerto... Parece que lleváramos a bordo cien asesinos en serie... El capitán montó en cólera: ‘Llevamos seis días a la deriva, sin comida. Les ha traído la Cruz Roja comida, llevamos aquí diez minutos y ni les dejáis comer tranquilos, ya los estáis interrogando’». La experiencia no cabe entera.

 

Todos llegaron a puerto. La esperanza se salvó esta vez. Ese es el gran premio.

 

Mohamed, uno de los rescatados por el equipo de rescatistas del buque Aita Mari.

Alfonso Novo

 

Pincha aquí para ver el reportaje fotográfico completo de Alfonso Novo

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Febrero 2023
LMMeJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas