GALEGO | ESPAÑOL

PORTAL DE LA INMIGRACION EN LOS AYUNTAMIENTOS DE GALICIA
Herramientas
-LegislaciónOrganismos-

Robert W. Livingston, experto en cuestiones raciales: «Los españoles deberían tener en cuenta que también han sido emigrantes»

(02/06/2022)

Robert W. Livingston, experto en cuestiones raciales: «Los españoles deberían tener en cuenta que también han sido emigrantes»

Nuria Guillermo A CORUÑA

 

Robert W. Livingston ofrecerá una conferencia sobre diversidad en el Paraninfo de la Universidade da Coruña.

Robert W. Livingston ofrecerá una conferencia sobre diversidad en el Paraninfo de la Universidade da Coruña.

 

El profesor de la Harvard Kennedy School y experto en cuestiones raciales visita A Coruña para ofrecer una conferencia sobre diversidad en el marco del décimo aniversario la Cátedra Inditex-UDC

 

02 jun 2022 .

 

En el marco del programa conmemorativo del primer decenio de la Cátedra Inditex-UDC de Sostenibilidad, el profesor de la Harvard Kennedy School y experto en cuestiones raciales Robert W. Livingston (1971, Lexington, Estados Unidos) visita A Coruña para participar este viernes en la conferencia Comprendiendo los beneficios y retos de la diversidad. Esta se celebrará a las 13.00 horas en el Paraninfo del Rectorado de la Universidade da Coruña. 

 

 

—En ese artículo, propongo el modelo PRESS, en el que cada letra corresponde a la inicial en inglés de los siguientes principios. El primero es reconocer el problema. Hay muchas empresas que no creen que tengan un problema con la igualdad, que niegan que haya racismo, sexismo u homofobia. Si lo niegan, no pueden solucionarlo. El siguiente es analizar cuál es la raíz del problema. Es importante encontrar la causa de un problema para poder solucionarlo. Después viene la empatía, es decir, una vez que sabes que hay un problema y cuáles son sus raíces, ¿te importa o no? Hay personas a las que no les importa que haya racismo porque son blancos y creen que no les afecta, incluso les da más privilegios. La empatía crea la motivación para corregir el problema. Lo siguiente es la estrategia. Muchas empresas quieren hacer algo al respecto, pero no saben por dónde empezar. Por último, queda el sacrificio. Cualquier cosa que hagas te va a costar algo: esfuerzo, tiempo, recursos... La estrategia no vale nada si no hay un compromiso para ejecutarla.

 

 

—Depende de cómo se defina la discriminación. Para muchas personas, implica insultar a la persona o tratarla con agresividad y con faltas de respeto. Es lo que denominamos discriminación explícita. Pero también existe una discriminación implícita, que es mucho más cortés, pero en ella hay una diferencia de poder. Por ejemplo, hay empresas en las que hay muchas mujeres, pero no tienen ningún poder en la organización y no llegarán a ser jefas o directoras. Pasa lo mismo con las personas racializadas. Sí las hay, pero no tienen posiciones de alto nivel. Esto indica que la mentalidad de la organización no las considera capaces de estar en el poder y que sí hay discriminación.

 

—A nivel social, ¿estamos avanzando en materia de diversidad?

 

—No puedo valorar en profundidad la situación de España porque no vivo aquí a tiempo completo, pero sí llevo 30 años viniendo. Vivía aquí en 1991 y puedo decir que el país ha cambiado muchísimo. Antes había personas que me miraban por la calle porque nunca había visto a una persona negra, había grafitis racistas, los homosexuales no salían del armario… Era una sociedad completamente distinta. Aun así, todavía hay mucho que mejorar. Empezando de cero, hemos llegado a cincuenta, pero todavía hay mucho espacio para llegar al cien, que sería la igualdad.

 

 

—Sí, pero, para tratar la situación de forma justa, hay que tener en cuenta que en Estados Unidos tenemos mucha más historia con el racismo que en España. Aquí lleva poco tiempo habiendo personas de diferentes etnias. Una vez dicho esto, sí que noto una cosa que me choca y es que casi nunca veo a una persona racializada en una posición de poder. En Estados Unidos sí hay representantes negros en muchos ámbitos, pero aquí no veo una representación de personas racializadas en posiciones importantes. En España, las personas se mezclan mucho más en las calles, pero esto no se traduce en igualdad de oportunidades profesionales. En Estados Unidos es al revés porque hemos tenido que luchar durante siglos para lograr tener más oportunidades.

 

—Desde las instituciones públicas, ¿debe hacerse un esfuerzo especial por combatir la discriminación?

 

—Sí, porque parte del problema es que la gente está estancada pensando que no hay un problema. Hay quien cree que los inmigrantes no deberían tener los mismos derechos que los españoles. Hay una casta que dice que el derecho a tener una vida próspera es para los dueños del país, que en este caso serían los españoles y sus descendientes. Con esta mentalidad, ¿cómo no vas a tener discriminación? Pero no lo reconocen porque creen que les están haciendo un favor solo con dejarlos entrar en España.

 

 

—Creo que se debe a lo que se ha visto en otros países, como en Estados Unidos con Trump y en Francia con Marine Le Pen, que es la primera vez en muchos años que ha estado cerca de ganar. A causa de lo que está pasando en estos países, hay una ola de ideologías más conservadoras que promueven un rechazo al internacionalismo y al multiculturalismo. Tampoco están ayudando las crisis económicas, pero es importante que los españoles tengan en cuenta que también han sido emigrantes, no solo anfitriones para inmigrantes. Miles y miles de españoles se fueron a otros países a trabajar porque aquí no tenían un puesto. Eso requiere un poco de humildad y ver la situación en un contexto más amplio, porque si no se está cayendo en la hipocresía.

 

 

—Sí, pero en Estados Unidos estamos teniendo un problema con eso porque algunos padres no quieren que se eduque a sus hijos en este tema. Lo ven como algo negativo o pesimista y quieren que hablemos de cosas alegres. Eso es ignorar el problema. No todo en el mundo es alegre. Si se quiere superar un problema, hay que enfrentarlo.

 

—¿Qué retos tenemos por delante en esta materia?

 

—Estoy sorprendido con el cambio que ha vivido España en 30 años, no solo hacia una mayor diversidad, sino también en inclusión. Sigue habiendo marginalidad por cuestiones económicas, porque muchas personas racializadas viven en sitios que no son de renta alta porque ganan menos dinero. No quiero decir que sea todo perfecto, pero para un país que lleva solo 30 años con retos de diversidad, creo que España lo está haciendo relativamente bien. Aun así, hay que reconocer que queda mucho trabajo por hacer todavía.

 

 

Noticias y Actualidad


Titulares
Histórico


 ACTIVIDADES

Enero 2023
LMMeJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
       



 AREA DE TÉCNICOS

 Usuario:
 Contraseña:
 

 
¿Olvidó su contraseña? | Alta

OBJETIVOS | INTEGRACIÓN | HERRAMIENTAS | LEGISLACIÓN | ORGANISMOS | NOTICIAS | CONTACTO

(c) 2009 FEGAMP, Federación Galega de Municipios e Provincias :: Texto legal
FEGAMPinmigracion@fegamp.es
Xunta de Galicia

Desarrolo: AVA Soluciones Tecnológicas